Visión y Misión

La Unidad Educativa Colegio “Jean Piaget “, se ha trazado una visión global dirigida al logro de la calidad total de la educación, brindando una formación y atención integral que desarrolle la personalidad y permita el  logro de un hombre sano y apto para el ejercicio democrático. 

 

Una educación que permitirá a los alumnos aprender a aprender; a activar su capacidad crítica, consolidar y desarrollar los valores cristianos y sus aptitudes   culturales, académicas y deportivas, formando un ciudadano que practique los valores y principios morales de bienestar social, ambiental y de paz, que le proporcione asimismo una formación para la vida en correspondencia con las necesidades y potenciales del entorno local para su incorporación  a  las  diferentes  actividades  de  la  sociedad  y  que  generará también un sentido de pertenencia entre sus miembros y  un compromiso con todos y para todos a través de una sólida formación cultural, académica y técnica, según sus propias potencialidades e intereses. 

La Unidad Educativa Colegio Jean Piaget” es una Institución  educacional, cuya misión es desarrollar un plan educativo viable y durable, mediante la aplicación de lineamientos de política educativa nacional adaptados a las necesidades de la entidad y por ende del alumno, con la finalidad de  mejorar la calidad de la educación en los diferentes niveles y modalidades.

 Crear hombres  capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente de repetir  lo que han hecho otras generaciones; hombres creadores, inventores y descubridores.

 Formar mentes que puedan ser criticas, que puedan verificar y no aceptar todo lo  que se les ofrece.

  Ofrecer a los alumnos y a los agentes educativos en general un clima organizacional y un ambiente de convivencia en donde todos puedan crecer y desarrollarse en su ser persona, fundamentado en un accionar de eficiencia y agrado, con un marcado compromiso con el aprendizaje de todos los alumnos,  a pesar de su diversidad.

 Propender  por establecer una escuela para el aprender, que eduque para la vida, que atienda al desarrollo integral en el ámbito afectivo, intelectual, social y moral, para que el educando, adulto del mañana, pueda integrarse social y laboralmente a su realidad inmediata.

 Una escuela que sea capaz de crear las condiciones y oportunidades de aprendizaje para que todos los alumnos tengan un encuentro positivo con el saber, garantizando en la práctica educativa diaria que los principios de calidad, equidad, participación y libertad con responsabilidad sean parte de la cultura educacional y plenamente vividos en el quehacer diario. 

 Contribuir a que los agentes educativos comprendan su rol y asuman su compromiso en la tarea educativa para que los alumnos puedan alcanzar sus metas, cumplir sus expectativas y, por consiguiente, la escuela se acerque al cumplimiento de su misión educadora.

 Formar  personas  íntegras,  democráticas,  participativas,  solidarias  y constructoras de su entorno individual, social e histórico, poniendo énfasis en la formación cristiana, orientación vocacional y profesional, desarrollo físico  y  cognitivo  en  sus  distintas  manifestaciones,  otorgando  una educación de calidad, donde las alumnas y alumnos sean los protagonistas del proceso de formación.

 Propender hacia el uso y aplicación de tecnología dentro del aula ya que constituye un valioso recurso para lograr procesos creativos y de investigación, sobre todo cuando se les permite a los estudiantes opinar libremente,  investigar siguiendo sus  propios  intereses  y  compartir  sus experiencias. Creemos que como herramienta de trabajo, la actual tecnología (computadores, teléfonos celulares, calculadoras, dispositivos, máquinas fotográficas, etc.),  pueden servir para muchos fines, entre  los más importantes es  que permite construir y afianzar la autoestima, la confianza en el trabajo colectivo y el juicio crítico, porque lo relevante en el proceso educativo son los cambios en las personas.